S?bado, 19 de enero de 2013

CAPITAN

Un perro que acompaña fielmente a su amo... en el cementerio

Argentina: un perro acompaña fielmente a su amo... en el cementerio

La fidelidad de Capitán parece no tener fronteras, ni siquiera la muerte ha impedido que este perro se separe de su amo, ya que desde hace seis años duerme sobre la tumba de su dueño en un cementerio de localidad argentina de Villa Carlos Paz, informaron autoridades del cementerio.

"El perro apareció un día en el cementerio, sin que nadie lo trajera, y empezó a dar vueltas por todos lados hasta que encontró solo la tumba de su amo", explicó el director del cementerio, Héctor Baccega.
Capitán, un perro mestizo con algo de pastor alemán, fue el regalo sorpresa que Miguel Guzmán le hizo a su hijo Damián en 2005.

En marzo de 2006, Miguel falleció y Capitán desapareció de la casa familiar, aunque regresó al poco tiempo y se quedó en la calle durante algunos días, cerca de la vivienda.

Después, desapareció definitivamente y los Guzmán pensaron que había muerto o había sido adoptado por otra familia hasta que un día, cuando fueron de visita al cementerio, lo encontraron sobre la tumba de Miguel.

"El domingo siguiente volvimos a visitar la tumba y el perro estaba ahí. Esa vez nos siguió, en el regreso, porque habíamos ido caminando. Se quedó un rato con nosotros en casa pero después volvió al cementerio", relató Verónica, la viuda de Miguel.

Capitán  deambula por el cementerio y a veces regresa a casa de su dueño durante unas horas, pero al atardecer busca la tumba de su amo para dormir.
La verdad de cómo encontró Capitán, no solo el cementerio, sino además la tumba exacta donde yace su amo, sigue siendo un misterio, ya que el perro no acompañó a los familiares durante las exequias.
 

 

 

CICCIO

El perro más 'pastor': asiste a diario a la iglesia en busca de su dueña fallecida

La lealtad a su dueña fallecida de un pastor alemán no deja de conmover las redes sociales: acude a diario a misa en la Iglesia de San Donaci, en la sureña provincia de Bríndisi, donde espera en vano a su ama.
 El perro más 'pastor': asiste a diario a la iglesia en busca de su dueña fallecida

 

Ciccio, de 12 años, acompañaba todos los días a su anciana dueña a la iglesia y luego volvía a casa con ella. La última vez que el perro acompañó a su dueña a misa fue en el día de su funeral.

Tras la muerte de la dueña, Ciccio siguió con su costumbre y cada vez que repican las campanas o ve llegar un coche fúnebre, entra a la iglesia. Ciccio espera paciente en la puerta, pero después de que el párroco le permitiera un día entrar participa en bodas, bautizos y funerales.
El perro ha sido adoptado por toda la comunidad de San Donaci y, en particular, por el párroco Donato Panna, que le permite permanecer en la Iglesia durante la misa e incluso le habilitó un espacio para que no pasara a la intemperie el resto de la jornada.
Los fieles contribuyen a su cuidado, pero algunos piensan que quizás el perro necesite del afecto de otra familia, razón por la que, a través de Facebook, publicaron su historia y sus fotos.

TOLDO

La fiel mascota lleva ya más de un año visitando un cementerio de Toscana, en Italia, donde asistió al entierro de su amo
Maúlla al más allá: Un gato visita a diario la tumba de su amo con 'regalos' 

 

El amor de este gato hacia su amo no tiene fronteras, ni siquiera metafísicas. Después de la muerte de su amo, el minino visita su tumba e incluso le trae pequeños presentes en la pequeña comuna de Marliana, en Toscana.
 

En septiembre de 2011 'Toldo', un gatito de 3 años de pelaje gris y blanco, asistió al entierro de su amo, Renzo Iozelli, y desde entonces cogió la costumbre de visitar su tumba,  algo que frecuentemente hacen los perros.

"Toldo lleva pequeñas cosas, ramitas, hojas, mondadientes, vasitos de plástico", cuenta Ada, la viuda de Renzo Iozelli.
Ada explica que a veces el felino va al cementerio con ella y otras veces lo hace solo. “Todo el pueblo lo conoce", asegura.

No obstante, las idas y venidas de Toldo al cementerio lo han cansado mucho, a lo que se añade una bronquitis, por lo que sus visitas se han espaciado.

PWDITAT

Un gato lazarillo... de un perro ciego

Video: Un gato lazarillo... de un perro ciego

 

Una jubilada de Gales acogió en su hogar a un gato vagabundo que, ante su asombro, se hizo cargo a su vez de su otra mascota: un perro que perdió la vista por culpa de unas cataratas.

Judy Godfrey-Brown tuvo que frotarse los ojos cuando vio cómo el gato que acababa de rescatar de la calle, al que llamó Pwditat, se acercó a su perro Terfel, lo empujó suavemente fuera de su cesta y lo acompañó al jardín. Ahora el perro, de ocho años, siempre acude al gato para que le ayude a encontrar el camino.
 

"Nunca he visto nada parecido, pues la mayoría de los gatos y los perros se odian", reconoce Judy Godfrey-Brown, de 57 años.

"Parece que Pwditat inmediatamente supo que Terfel era ciego por una especie de sexto sentido que tienen los animales", sostiene la mujer, que no sale de su asombro al ver cómo el felino usa sus patas para ayudar a guiarlo por la casa y el jardín. "Están pegados el uno al otro e incluso ahora duermen juntos", afirma.

 

Un primate de un zoo adopta a un gatito

El babuino cuida muy bien al felino aunque a veces le roba la comida

Un babuino de un zoológico israelí adoptó a un gatito que hace poco se coló en su jaula.

El felino se niega a abandonar la vivienda del mono, quien le ha tomado mucho cariño.

Video: Un primate de un zoo adopta a un gatito

El babuino cuida de su pequeño amigo como si fuese su propia cría. Lo acaricia y hasta le saca las pulgas.
Las autoridades del zoológico informaron que aunque el babuino cuida del gato no siempre se llevan bien. A menudo, el primate puede ser visto robándole la comida a su visita.

El director del zoológico piensa separar los animales si el mandril sigue su actividad ladronesca. Sin embargo, por el momento la pareja puede continuar disfrutando de la convivencia.

 

Amor canino : Un perro cuida durante una semana a su compañera muerta

Con mucha paciencia, el animal espera que su ‘Julieta’ se despierte

Amor canino vale por dos: Un perro cuida durante una semana a su compañera muerta

El pueblo ruso de Filippovka, en la región de Perm, ha sido testigo de otro ejemplo de fidelidad canina, donde un perro ha estado por una semana cuidando de su compañera muerta, abrazándola y calentándola con su cuerpo.

La perra murió tras un accidente de tráfico. Su fiel amigo la arrastró desde la calzada al margen del vía. Ahora él no deja que nadie se acerque y la cuida como esperando que vuelva a la vida.
 
“Él trata de calentarla con su cuerpo, la abraza y toca como si intentara recogerla. Ellos son como Romeo y Julieta, así los llamamos. Al verles no podemos reprimir las lágrimas”, comentó la residente local, Lyudmila Laisheva al diario 'Lifenews'.
 
Los niños trataron darle al can agotado algo para comer, pero rechaza todo, hasta las cosas favoritas para los perros, como huesos y carne. También intentaron arrebatarle el cuerpo para enterrarlo, pero todo fue en vano: Este ‘Romeo’ aunque esté destrozado por la pérdida, gruñe a cualquiera que se atreva a acercarse a su amada.
 
 
CHACK
 
Fidelidad canina al servicio del metro moscovita

Fidelidad canina al servicio del metro moscovita

Flickr / 001FJ

 

El servicio de seguridad del metro moscovita decidió retirar por vejez al perro que ha trabajado los últimos años en una de las estaciones del metro. Sin embargo, el can huyó de su amó y volvió al lugar donde solía hacer el servicio cada día durante ocho años.

Serguéi, el dueño de Chack, dice que este perro pastor alemán aprendió rápidamente las tecnologías de búsqueda de explosivos y detección de amenazas en el metro, por lo que fue enviado a trabajar a la estación Borovitskaya. Así, a lo largo de ocho años el perro detuvo a personas sospechosas y buscó objetos peligrosos.
“Todos los perros que sirven en el metro de Moscú se jubilan al pasar 8 años. Es un trabajo difícil: por el ruido constante, los olores, el estrés. Así que después de este período, todos los perros se jubilan”, expresó en un comunicado Vasiliy Tebenko, el adiestrador de perros principal del metro moscovita.
Lo mismo pasó con Chack. Además, su amo también se retiró y se lo llevó a su casa. Sin embargo, un día el can huyó con rumbo desconocido. Serguéi junto con sus familiares y conocidos se lanzó a la búsqueda del perro, pero no pudieron encontrarlo.
“Cuando ya perdimos la esperanza de encontrarle, recibí una llamada desde la estación de metro. Llamaron mis colegas para decirme que el perro estaba allí”, recuerda Serguéi. Según explica, Chack siempre ha sido un perro muy trabajador y fiel, que pasó la mayor parte de su vida en el metro, por lo que se acostumbró a ese ambiente.
Los intentos de llevarlo a casa fracasaron. Ahora el can vive en su lugar preferido y sigue siendo el guardián del orden, aunque debido a su avanzada edad no puede trabajar mucho.

Fuente: http://actualidad.rt.com/sociedad/animales

 

Hachikō ( el perro fiel )

 

Esta es una de las historias que más me gusta de Japón, y es real.

Hachikō es una estatua que hay justo en la salida de la estación de Shibuya, Japón. Representa a un perro sentado de raza Akita.

La historia, la verdad, para mi es bastante triste.

Hachiko nació en Noviembre de 1923 en Odate, provincia de Akita. Era macho y de color blanco.

*Hachiko con avanzada edad.

 

Cuando tenía 2 meses fue enviado a la casa de un profesor del departamento de Agricultura de la universidad de Tokio, el Dr. Eisaburo Ueno. El profesor lo acogió y pensó en buscar a su dueño, pero al cabo del tiempo se encariño con él y se lo quedo.

El perro quería muchísimo a su amo, pero no podía acompañarle hasta la universidad, aunque todos los días le acompañaba andando  hasta la estación de Shibuya, donde se despedía de él. Después Hachiko iba hasta la plaza que había enfrente de la estación y se sentaba a esperar que su dueño llegara. Esto sucedía siempre, día tras día.

Gracias a esto el dueño y su perro se volvieron muy famosos, y por los alrededores todo el mundo conocía su historia.

Pero el 21 de Mayo de 1925 por la tarde la salud del profesor empeoro drásticamente, llevaba varios días malo, pero esa tarde le dio un ataque cardiaco mientras estaba en la universidad. Y falleció antes de poder llegar a su casa.

Pero el perro seguía esperándole en la placita. La noticia se difundió rápidamente por todo el mundo que transitaba la estación normalmente, y todos pensaron en el pobre perro. Incluso intentaron convencerle para que volviera a su casa.

Al día siguiente se volvieron a encontrar a Hachikō en la estación, esperando a su dueño. Así día tras día, daba igual que nevara, lloviera, o hiciera un calor impresionante, Hachikō se pasaba el día sentado esperando a su dueño.Y a la hora a la que solía salir su dueño, sin perder la esperanza, buscaba entre todas las personas de la estación, aunque nunca le encontraba seguía llendo y le seguía esperando.

La historia cautivo a los japoneses, quienes le etiquetaron de héroe y construyeron una estatua en su honor en el mismo lugar donde él esperaba a su dueño. Esta estatua la realizo Andó, un famoso escultor japonés, quien estuvo encantado de hacerla.

 

Casi un año más tarde, el 7 de Marzo de 1935 Hachikō falleció a los pies de su propia estatua mientras esperaba a su dueño. Murió por su avanzada edad.

Pero todo el mundo siguió recordando esta historia. Como este perro casi sin poder andar seguía lleno a recoger a su amo, pese a que este nunca llegaba.

Durante la guerra todas las estatuas fueron fundidas, y la de Hachikō no iba a ser menos, y además, Andó fue asesinado.

Los japoneses crearon una sociedad para el remplazo de la estatua y decidieron contratar al hijo de Andó, Takeshi Andó, quien también era un excelente escultor.

Hoy día la estatua sigue estando en la salida de la estación de Shibuya, justo en el sitio en el que Hachikō solía esperar a su dueño.Y se ha convertido en un importante lugar.

Los restos de Chuken Hachiko (el leal perro Hachiko) descansan junto a los de su amo el Dr. Eusaburo Ueno.

El nombre de Hachikō viene de Hachi (8 en japonés), y es que su escritura recuerda a la forma de las patas del perro, ya que las tenia un poco arqueadas (ハGui?o.

Fuente: http://entodojapon.wordpress.com/2010/01/05/hachiko-el-perro-fiel/


Publicado por Orlando07 @ 6:48 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios