Mi?rcoles, 16 de febrero de 2011

El aire, adem?s de gases, contiene una variada mezcla de abundantes part?culas microsc?picas, los aerosoles atmosf?ricos. Su origen procede en gran parte de diversas fuentes naturales, como las plantas, los volcanes, los fuegos forestales o el rompimiento de olas. No obstante, varias actividades humanas, como los motores de combusti?n, la generaci?n de energ?a el?ctrica o los procesos industriales tambi?n generan una importante cantidad de part?culas finas.

Algunos aerosoles se comportan de manera similar a los gases de efecto invernadero

Su influencia en la evoluci?n del clima terrestre y sus posibles efectos sobre la salud humana son importantes. La variaci?n en su composici?n puede alterar de manera significativa los fen?menos atmosf?ricos y la evoluci?n del clima. Algunos aerosoles, en especial el carb?n negro y el mineral en polvo con alto contenido en hierro, se comportan de manera similar a los gases de efecto invernadero, de manera que pueden aumentar el calentamiento del planeta.

Por el contrario, otros aerosoles pueden reflejar y/o dispersar hacia el exterior la luz solar. Al llegar menos energ?a a la superficie de la Tierra, provoca un fen?meno que se conoce como oscurecimiento global, con diversos efectos negativos para el medio ambiente y la salud. Tambi?n la t?pica niebla de las ciudades contaminadas, el smog, se origina porque estas part?culas dispersan la luz.

En cantidades elevadas, los aerosoles se convierten en uno de los contaminantes m?s da?inos para la calidad del aire respirable. Se cree que la exposici?n a concentraciones altas durante periodos cortos de tiempo no causa efectos graves sobre los seres humanos. Sin embargo, a largo plazo, impactan sobre la salud cardiopulmonar, aumentan la mortalidad y reducen la esperanza de vida: se estima que causan cada a?o varios millones de fallecimientos en todo el mundo.

No todo son efectos negativos. Las gotas de agua en la atm?sfera tambi?n son una clase de aerosoles: gracias a ellas y a la refracci?n de la luz se aprecian los espectaculares arco iris.

Estudios cient?ficos recientes

A pesar de su influencia, se tiene poca informaci?n sobre ellos. A medida que se realizan m?s investigaciones, los cient?ficos esperan contar con m?s datos que ayuden a reducir sus posibles efectos negativos. Con un mayor conocimiento sobre estas part?culas, los modelos matem?ticos que predicen la evoluci?n del clima podr?an ser mucho m?s precisos que los actuales y las pol?ticas de mitigaci?n del cambio clim?tico podr?an ajustarse m?s a la realidad. Por su lado, las agencias de salud podr?an disponer de m?s herramientas para evaluar la calidad del aire y reducir la mortalidad asociada a los aerosoles.

Se estima que causan cada a?o varios millones de fallecimientos en todo el mundo

Algunos de los ?ltimos estudios han aportado datos sorprendentes. Hasta ahora, se cre?a que las part?culas de los aerosoles org?nicos secundarios (AOS) se encontraban en estado l?quido. Sin embargo, un reciente art?culo de la revista 'Nature' indica que en realidad son s?lidos amorfos (similares a diminutas canicas de vidrio).

Este descubrimiento provocar? cambios sustanciales en la comprensi?n de las propiedades de los aerosoles atmosf?ricos y sus efectos sobre el clima y la calidad del aire, seg?n sus autores, un equipo de cient?ficos de varias universidades e institutos de investigaci?n de Finlandia y Alemania. Los AOS tienen una gran influencia en el clima de la Tierra, ya que dispersan la radiaci?n solar y act?an como n?cleos para la formaci?n de nubes.

Para llegar a esta conclusi?n, los investigadores, liderados por Annele Virtanen, de la Universidad de Tecnolog?a de Tampere (Finlandia), introdujeron AOS en una c?mara de crecimiento de plantas con pinos de la clase albar e hicieron chocar las part?culas con un sustrato met?lico. Despu?s, repitieron el experimento en un bosque de Finlandia y cotejaron los resultados. Si estuvieran en estado l?quido, las AOS se hubieran adherido a la superficie. Sin embargo, rebotaron, una prueba de su car?cter s?lido.

El a?o pasado, un art?culo de la revista 'Science' revel? un nuevo sistema para conocer mejor la evoluci?n de los aerosoles org?nicos en la atm?sfera y su influencia en el clima y la salud humana. Los investigadores, dirigidos por el espa?ol Jos? Luis Jim?nez, de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos), se basaron en una t?cnica de reciente desarrollo, conocida como espectrometr?a masiva de aerosoles (AMS).

El estudio demuestra, seg?n Jim?nez, que estos aerosoles evolucionan muy r?pido en la atm?sfera y que las caracter?sticas de este "envejecimiento" son independientes de la fuente original. Adem?s, se?ala que los diferentes aerosoles comienzan a parecerse entre s? a medida que pasan m?s tiempo en la atm?sfera: las part?culas de los aerosoles org?nicos se vuelven m?s oxidadas, menos vol?tiles en general y atraen m?s agua.

Seg?n Jim?nez, su propuesta supone un nuevo modelo que se puede utilizar para comprender los datos experimentales, desarrollar modelos inform?ticos y conectar ambas informaciones. De esta manera, se podr?an predecir los efectos de los aerosoles org?nicos sobre el clima sin necesidad de conocer las part?culas espec?ficas que contienen dentro.

?Consumer


Publicado por Orlando07 @ 12:10 PM  | Ambiente y salud
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios