S?bado, 23 de enero de 2010

El patrimonio geológico único de estos espacios protegidos supone un gran atractivo para los turistas ecológicos.



Bosques petrificados en Lesvos (Grecia), glaciares y dolomitas en Eisenwurzen (Austria), picos de arenisca y estalagmitas en Zhangjiajie (China), volcanes en Usu y Unzen (Japón), formaciones tectónicas en el Maestrazgo (España)... Todos estos maravillosos y únicos lugares tienen un punto en común: son Geoparques declarados por la UNESCO. Una forma distinta de hacer turismo ecológico, que permite la conservación de un patrimonio geológico singular y el desarrollo económico sostenible de sus habitantes. España cuenta con cuatro Geoparques y se espera que en los próximos años se declaren más. 

Los Parques Nacionales y Naturales, o las Reservas de la Biosfera, son los espacios naturales protegidos más conocidos por el gran público. Pero no son los únicos. La UNESCO creó en 1998 la Red Global de Geoparques con Alemania, España, Francia y Grecia como socios fundadores. En estas zonas naturales, se conserva un patrimonio geológico de gran valor por su calidad científica, sus características singulares, sus valores estéticos y educativos, y su atractivo eco-turístico.

En la actualidad, 64 Geoparques de 19 estados miembros de la UNESCO pertenecen a la Red Global. China, con 22 Geoparques, reúne el mayor número. A este país le siguen Reino Unido, con ocho; Alemania e Italia, con cinco; España, con cuatro (dos en Andalucía y dos en Aragón); Grecia y Japón, con tres; Francia y Portugal, con dos; y Australia, Austria, Brasil, Croacia, Irán, Irlanda, Malasia, Noruega, República Checa y Rumanía, con uno. 

Ventajas y responsabilidades de un Geoparque

Las ventajas ecológicas, turísticas y económicas de un Geoparque son diversas. Sus rocas, sus estructuras geológicas o sus formas del terreno únicas reciben un mayor cuidado y se garantiza su adecuada conservación.

64 Geoparques de 19 estados miembros de la UNESCO pertenecen a la Red Global

La zona protegida logra un reconocimiento oficial que se puede utilizar como marca de calidad en el ámbito nacional e internacional: el Geoparque se convierte en un lugar de especial atractivo mundial. El territorio recupera sus valores patrimoniales y culturales y se revitaliza en su conjunto. Sus gestores y los habitantes del lugar pueden desarrollar diversas actividades económicas, empresariales, culturales y turísticas que de otra forma no serían posibles. Los visitantes disfrutan de bellos parajes únicos y diversos servicios de calidad.

El estatus de especial interés de la UNESCO les convierte en el centro de diversas ayudas económicas para garantizar su conservación. Los diversos miembros de la Red de Geoparques participan en un foro de cooperación internacional, intercambian experiencias y buscan financiación. La Unión Europea (UE) cuenta con programas de ayudas de las que se pueden beneficiar estos espacios protegidos.

 

El mantenimiento de un Geoparque implica también ciertas responsabilidades y unos costes, que merecen la pena por los beneficios logrados. Sus responsables deben comprometerse a gestionarlo y conservarlo de manera sostenible, a desarrollar actividades de educación medioambiental, de investigación científica y de dinamización socioeconómica. Su cuidado debe ser exquisito y no se tolera la pérdida o destrucción, directa o por su venta, de sus valores geológicos. En un Geoparque no se puede comercializar de forma no sostenible con objetos geológicos (sin importar de dónde procedan), como minerales o fósiles. Cada Geoparque debe participar en la Red para mejorar su estado y su cohesión.

En caso de que alguno de estos elementos no se cumplan de manera satisfactoria, la zona puede perder su declaración como Geoparque. Cada cuatro años un Comité de la Red se encarga de auditar este territorio para comprobar si puede seguir con la calificación. El desarrollo del geoturismo, la conservación del medio natural y la colaboración entre miembros de la red son algunos de los aspectos más valorados. Los Geoparques andaluces de las Sierras Subbéticas de Córdoba y de Cabo de Gata-Níjar de Almería revalidaron su estatus en septiembre de 2009 para los próximos cuatro años. Para ello, sus gestores han asumido una inversión, hasta 2010, de más de 471.000 euros en su vertiente geológica.

Geoparques en España

España cuenta en la actualidad con cuatro Geoparques declarados y se espera que en los próximos años se les unan nuevos espacios naturales:

España cuenta en la actualidad con cuatro Geoparques declarados

Cabo de Gata-Níjar. Este Parque Natural, ubicado en Almería, es también un Geoparque por sus peculiares sustratos de naturaleza volcánica. Las coladas de lava, domos y playas fósiles conforman un singular paisaje de bellas tonalidades ocres, negras y rojizas.

Sierras Subbéticas. Al igual que el Cabo de Gata-Níjar, este Parque Natural cordobés ha logrado la denominación de Geoparque. Labrados sobre caliza aparecen picos, riscos, tajos y multitud de expresiones kársticas. La roca, gris y ocre, contrasta con la verde vegetación que surge de ella. Desde La Tiñosa, el pico más alto de Córdoba, se divisa un bello paisaje.

Sobrarbe. Esta comarca de Huesca ha recibido el nombramiento de Geoparque gracias a su gran diversidad de terrenos y estructuras geológicas. Sus rocas de distintas épocas permiten reconstruir millones de años de la historia de la Tierra, y sus singulares relieves y paisajes maravillarán a sus visitantes.

Maestrazgo. Este Parque Cultural de Teruel es también un Geoparque gracias a su riqueza geológica y paleontológica. Varios yacimientos de icnitas (huellas fosilizadas de dinosaurio) o sus magníficas formaciones y estructuras geológicas, modeladas en espectaculares relieves, son consideradas casi únicas en el mundo.

Otros espacios naturales aspiran a convertirse en los próximos Geoparques españoles. La Consejería de Andalucía prepara sendas candidaturas para el paisaje protegido del Río Tinto, en Huelva, y el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. Según sus responsables, se prevé que el Comité Asesor de la Red Europea de Geoparques valide las mismas entre septiembre de 2010 y abril de 2011.

Por su parte, la región del piedemonte norte de las sierras de Guadarrama y Ayllón, en el Sistema Central, tiene posibilidades para convertirse en Geoparques. Así lo creen los responsables del Centro Cultural 'Los Molinos' (Segovia), que han inaugurado una exposición para concienciar a su población de las ventajas y la importancia de este reconocimiento de la UNESCO.

Red de Geoparques Europeos

El 5 de junio del año 2000, cuatro territorios decidieron unir sus esfuerzos y crear la Red de Geoparques Europeos: la Reserva Geológica de Haute-Provence (Francia), el Bosque Petrificado de Lesvos (Grecia), el Parque Geológico de Gerolstein/Vulkaneifel (Alemania) y el Parque Cultural de Maestrazgo (España). Su objetivo es intercambiar información y definir herramientas comunes para la protección y promoción del patrimonio geológico en Europa. En 2001, esta Red firmó con la UNESCO un acuerdo oficial de colaboración. En la actualidad, 35 zonas europeas trabajan en ella para preservar y valorizar su patrimonio geológico. Fuente: Consumer Eroski


Tags: Ecología

Publicado por Orlando07 @ 7:47 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios